domingo, 20 de julio de 2014

DÔME DE NEIGE ( 4.015 m ) / 1ª parte


Parc National des Écrins:

Está situado en los Alpes franceses, lo componen 100 cumbres de más de 3.000 metros y una cuarentena de glaciares. El Dôme de Neige ( 4.015 m ) y la Barre des Écrins ( 4.102 m ) son sus cumbres más altas y conocidas.
En la portada de una conocida revista de montaña se podía leer: " Écrins, los Alpes humanos y salvajes ". Tienen toda la razón, una zona poco frecuentada, en la sombra de otros macizos con más nombre pero "luchando" en igualdad de condiciones respecto a belleza.

El itinerario que realizamos discurre a través del Glacier Blanc recorriendo una de las zonas más agrietadas del mismo; máxima atención al cruzar los precarios puentes de nieve existentes, sobre todo a partir de las 12:00 horas.
El día de ataque tenemos frente a nosotros la larga lengua del glaciar, que en esta zona presenta un terreno "más amable". No tiene gran desnivel aunque son unos kilómetros. Llegados a la base de la montaña, empieza un duro ascenso glaciar salvando seracs e impresionantes grietas por puentes de nieve, las pendientes son considerables ( 40º - 45º ), todo un reto.

Toda la ascensión, desde el estacionamiento del vehículo hasta la cima se realiza a pie, no hay ningún remonte mecánico, en mi opinión este hecho le da carácter a este fabulosa montaña. Para llegar a nuestro objetivo hay que salvar un desnivel positivo de 2.200 m - 2.300 m aproximadamente; para ello dividimos la ascensión en dos jornadas, la bajada la realizamos en una sola.

A continuación un reportaje fotográfico comentado de nuestra aventura:


El inicio de la ruta a seguir está muy bien señalizado.



En la primera parte de la ascensión, se puede contemplar el Pic Coolidge y a su falda el glaciar Noir



La mole del Monte Pelvoux y su glaciar colgante siempre vigilante



Seguimos subiendo, abajo hemos dejado el refugio Glacier Blanc, situado en un paraje privilegiado



A partir de los 2.800 m nos encontramos con la lengua del glaciar, muy agrietado, lo vamos superando por el lateral derecho. Nos encordamos y vamos evitando las grietas que nos salen al paso.



Una cordada en la zona más agrietada.



Una vez metidos en el glaciar, no se pueden describir con palabras las sensaciones que nos invadían, la montaña y nosotros en estado puro.



Estas grietas y sus "hermanas" nos salían al paso ...



... mejor no caer en una de ellas.



Poco antes de llegar a la altura del refugio des Écrins, el glaciar ha girado lo suficiente como para poder ver por primera vez nuestro objetivo.



Desde el plateau del glaciar al "refu" aún quedan unos 150 m de desnivel por pedreras sueltas y neveros que ya te cogen algo cansado debido al peso que arrastramos.



Eugenio admirando nuestro objetivo desde la ventana de nuestra habitación, todo un espectáculo.

1 comentario:

  1. Muchas felicidades!!! excelente ascensió i estupendas fotografias!!

    ResponderEliminar